martes, agosto 11, 2009

Smog en México: Automovilistas, los que respiran más smog


Según estudios elaborados por el Instituto Nacional de Ecología (INE), los conductores de vehículos particulares están más expuestos a respirar SMOG (contaminantes como el monóxido de carbono), en comparación con las personas que viajan en transporte público.

Los automovilistas son los que mayor concentración de contaminantes (Smog) respiran cuando circulan por las avenidas principales de la ciudad de México y en consecuencia son más propensos a sufrir enfermedades de las vías respiratorias.
Según estudios elaborados por el Instituto Nacional de Ecología (INE), los conductores de vehículos particulares están más expuestos a respirar contaminantes como el monóxido de carbono, en comparación con las personas que viajan en transporte público.
El director del Centro Nacional de Investigación y Capacitación Ambiental (Cenica) del INE, Víctor Gutiérrez Avedoy, explicó que una de las razones es la altura del vehículo, pues el conductor del auto particular está más cerca de las emisiones que arrojan por el escape los automotores.
Además, la ocupación de los vehículos, en mayor medida, es de una persona y al ir solos circulan con una ventanilla abierta o a la mitad, lo que impide la ventilación del auto.
Estos datos fueron arrojados en los estudios de medición de contaminantes que realizó el INE para conocer el estado de avenidas como Insurgentes y el eje Central Lázaro Cárdenas, antes de que se introdujeran transportes como el Metrobús y el Corredor Cero Emisiones. Después de los automovilistas están las personas que esperan el transporte en los parabuses y finalmente los pasajeros de microbuses, camiones y trolebuses.
Análisis comparativo
Los análisis se realizan en dos etapas. La primera, previa a la entrada de nuevos medios de transporte, y la segunda, una vez que están en funcionamiento. En el caso de la línea 1 del Metrobus, según el INE, mejoró la calidad del aire que respira la gente que transita por Insurgentes en cualquier medio de transporte hasta en un 60%. Para el Corredor Cero Emisiones falta la segunda etapa del estudio, misma que aún está en la definición de fechas, ya que el gobierno del Distrito Federal solicitó al Cenica realizarlo en octubre de este año.
Sin embargo, Víctor Gutiérrez Avedoy, quien dirige el proyecto, comentó que perdería su efectividad debido a que científicamente, es necesario realizarlo en las mismas fechas que la primera fase para poder compararlo. Las mediciones iniciales en el eje Central, a cargo del INE, se realizaron entre el 25 de junio y el 25 de julio de 2009, por lo que “lo ideal”, sería repetir el experimento en el 2010 para tener las mismas condiciones climatológicas y el estudio tenga mayor confiabilidad.
El INE espera, además, contar con los recursos para la segunda etapa del estudio, que ascienden a 400 mil pesos y al no estar presupuestados necesitan obtener el dinero por otros medios como fundaciones o fideicomisos. Con la entrada en funcionamiento del Cero Emisiones se esperan reducciones en la contaminación de hasta 80% debido a que el transporte de carga saldrá de circulación. El estudio realizado por el INE consistió en la colocación de medidores personales para captar los contaminantes que la gente respira al estar en la calle, el transporte público y en los parabuses.
Publicar un comentario