miércoles, diciembre 22, 2010

Contaminación en Perú; Solución a contaminación por plomo en Perú, obstaculizada por burocracia


La contaminación por plomo en Las Lomas de Carabayllo, tantas veces denunciada por diversos medios de comunicación, apareció esta vez en un reportaje realizado por Telesur,  canal estatal venezolano que se difunde a nivel internacional por varios servicios de televisión por cable.
En el reportaje de Yasmira Alvan se señala la responsabilidad difusa de los estamentos estatales, los cuales permiten el funcionamiento de las fundidoras de metales pesados cuyas emanaciones metálicas se depositan en la médula de los huesos de los niños causando daños irreversibles al desarrollo físico e intelectual de los menores.
La contaminación por plomo es un verdadero asesinato masivo, un genocidio de infantes que sin tener conocimiento de ello pierden sus capacidades físicas y años de vida en manos de empresarios delincuentes y ante la vista pasiva de nuestras autoridades.
Rafael Álvarez Espinoza, alcalde de Carabayllo señala en este reportaje ‘.. muchas veces nosotros queremos hacer operativos en la noche pero, no tenemos un fiscal, el poder judicial se rehúsa a venir a esas horas, entonces no tenemos la ayuda de los entes del estado para poder hacer una clausura como debe hacerse’.
Y en realidad no le falta razón,  hace poco vimos como fue retirado de su cargo el fiscal de Lima Norte por múltiples acusaciones de proceder delictuoso y con abundante evidencia en su contra, no cabe duda que no solo los jueces sino también los fiscales se venden.
Las fundidoras de plásticos y metales trabajan por lo general de noche con el fin de evitar que los humos negros y tóxicos delaten la alta contaminación que generan. Además estas fundidoras informales no solo trabajan con materiales provenientes del reciclaje, se sabe que muchos de sus dueños son delincuentes receptadores centenares de miles de metros de cable de cobre robados a la Empresa Telefónica del Perú, tal es así que los mayores robos de cable se realizan en esta parte de Lima. Las fundidoras queman el aislante de los cables para hacerse del cobre generando en el proceso humos altamente tóxicos.
Publicar un comentario