miércoles, diciembre 15, 2010

Contaminación España; La contaminación del aire continua en Aragón durante el 2009

Los datos del 2009 indican que un 70% de los aragoneses respiran aire que sobrepasa los máximos legales de contaminación. La peor calidad del aire se da en Zaragoza, ciudad que padece sobre todo contaminación por partículas y por dióxido de nitrógeno.


Durante el año 2009 al menos 7 de cada 10 aragoneses han estado respirando un aire de mala cantidad, especialmente en Zaragoza y su entorno, en Alagón. Eso tomando como criterio la normativa ambiental aprobada en la Unión Europea, ya que de seguirse los criterios recomendados por la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), más estrictos, prácticamente todos los aragoneses respiran aire contaminado por partículas y, en primavera y verano, por ozono troposférico, el ozono de las partes bajas de la atmósfera, gas que daña los pulmones y que afecta sobre todo a las zonas rurales.
En cuanto a Zaragoza, y según los propios datos del ayuntamiento, en la capital aragonesa se presentan en algunos puntos niveles preocupantes de óxidos de nitrógeno (NO2 ) mientras que la contaminación por partículas, denominadas PM10, está generalizada y se superan los limites legales en las 5 estaciones de control que existen actualmente en la ciudad así, como en la estación de la avenida de Navarra, que se suprimió a mitad de año y que, curiosamente, era el lugar que mayores índices de contaminación presentaba, tanto de partículas (PM10) como de óxidos de nitrógeno (NO2).
Ecologistas en Acción considera que la contaminación por partículas que presenta Zaragoza, y que se repite año tras año de modo reiterado, supone un riesgo notable para la salud pública en cuanto a que este tipo de contaminante está asociado a enfermedades respiratorias y del aparato circulatorio. Así, por ejemplo, se observa que en los hospitales de las grandes ciudades se registran un mayor número de ingresos por trombosis e infartos tras los días punta de contaminación, ya que parte de las partículas pasan de los pulmones a la sangre y alteran las propiedades de la misma. Por ello la asociación no comparte la postura del ayuntamiento que, para justificar su inacción, suele excusar los niveles altos de partículas por las condiciones meteorológicas que suele tener la ciudad o por las intrusiones de polvo sahariano que de vez en cuando afectan a la península ibérica. Además de que las intrusiones naturales de polvo no dejan de ser un problema por ser naturales, porque afectan también a la salud y porque deberían hacer más estrictas la políticas ambientales, lo cierto es que poblaciones del entorno geográfico de Zaragoza, tales como Bujaraloz, y hasta el año 2008 Alagón, sufren las mismas intrusiones y similares condiciones meteorológicas sin padecer los altos niveles de contaminación por partículas que presenta Zaragoza. Así mismo se puede comprobar que, incluso descontando los niveles de polvo atribuidos a las intrusiones saharianas, Zaragoza supera los máximos legales de polución.
Publicar un comentario