jueves, julio 01, 2010

El calor provoca dos incidentes por contaminación de ozono en Andalucía, España

En el centro de la capital se alcanzaron los 185 microgramos por metro cúbico de aire entre las 16:00 y las 17:00, mientras que el episodio en Dos Hermanas se produjo entre las 18:00 y las 19:00 del 1 de julio 2010.
La red de control de la calidad del aire de la Junta de Andalucía registró en la tarde de este miércoles dos incidente de contaminación alta por ozono. Uno en el centro de la ciudad y otro en Dos Hermanas.

En la estación centro de la capital sevillana, donde se superaron los valores de concentración de 180 microgramos por metro cúbico de aire de media horaria, límite de información a la población para que se adopten precauciones.  Por otro lado, en Dos Hermanas, donde se superaron los valores de concentración de 185 microgramos por metro cúbico de aire de media horaria. 

Según los datos facilitados por la Consejería de Medio Ambiente, en la estación de centro se alcanzaron los 185 microgramos por metro cúbico de aire de media horaria entre las 16:00 y las 17:00 horas.  En Dos Hermanas, el incidente se ha producido entre las 18:00 y las 19:00 horas pero la situación tiende a estabilizarse. 

Desde la Administración autonómica se recomienda a la población que en las horas centrales del día permanezcan al resguardo del sol. En especial se pide a las personas pertenecientes a grupos de riesgo -niños, ancianos y personas con problemas respiratorios- que no realicen "esfuerzos corporales desacostumbrados y largos al aire libre".  

El ozono es un gas que en las capas superiores de la atmósfera protege a la tierra de los rayos ultravioletas, aunque en las capas inferiores se considera contaminante ya que a altas concentraciones puede resultar perjudicial para la salud. En este último caso el ozono se produce por la reacción química que provocan los rayos solares en otros gases, especialmente los procedentes del tráfico y de la industria.  

Así, en los días de mayor calor e intensidad de las radiaciones solares se aceleran las reacciones químicas. En el caso de Sevilla el causante son los gases procedentes del tráfico pese a que el volumen de circulación de vehículos durante los meses de verano es menor en la ciudad y en la corona metropolitana.   

Cuando las concentraciones alcanzan los 240 microgramos por metro cúbico de aire de media horaria se presentan síntomas como el dolor de cabeza, tos, náuseas, dolores pectorales al inspirar profundamente y acortamiento de la respiración.   
Publicar un comentario