lunes, abril 20, 2009

EE UU reconoce por primera vez los efectos nocivos de la contaminación

La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, en sus siglas en inglés) ha declarado que las emisiones de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono) ponen en peligro la salud y el bienestar humanos. Se trata de un dictámen que podría instar a la regulación de las emisiones en Estados Unidos.

El organismo sostiene que la emisión "de gases de efecto invernadero a la atmósfera pone en peligro la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras". La agencia sostiene que las conclusiones de su estudio son "convincentes y aplastantes", según recoge The New York Times. Lisa P. Jackson, administradora de la Agenica Medioambiental, ha señalado: "Este dictamen confirma que la contaminación por gases de efecto invernadero es un ya un problema grave y que lo será para las generaciones futuras". Y ha añadido: "Afortunadamente, se corresponde con la llamada del presidente Obama para conseguir una economía baja en carbono y con su liderazgo en el Congreso para impulsar la legislación sobre la energía limpia y el clima".

Aun así, el dictamen no conlleva automáticamente la obligación de regular las emisiones, han añadido fuentes de la agencia. A partir de ahora se abre un periodo de 60 días de debate antes de que se publique cualquier parecer sobre el asunto. La portavoz de la agencia ha añadido que la lucha contra las emisiones de efecto invernadero contribuirá a crear millones de nuevos empleos. Y además reducirá la dependencia que tiene EE UU del petróleo extranjero a través del impulso de una industria del transporte que aproveche mejor el combustible.

La conclusión de la EPA llega justo dos años después de que el Tribunal Supremo de EE UU pidiera a la agencia que examinara si las emisiones relacionadas con el cambio climático debían ser limitadas bajo la Ley de Aire Limpio, según informa el rotativo estadounidense The Washington Post. La decisión marcaría un cambio importante en la postura del Gobierno estadounidense ante el calentamiento global.

Años de oposición

El ex presidente George W. Bush fue uno de los principales opositores a la limitación al dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Sostenía que tales limitaciones podrían afectar a la economía. El Congreso está considerando una legislación que ponga límites a las emisiones, pero no está claro si puede aprobarla y elevarla al rango de ley en un futuro próximo.

Publicar un comentario