jueves, julio 02, 2009

Contaminación Industrial, que podemos hacer para solucionarla?

En la actualidad, el resultado del desarrollo y progreso tecnológico ha originado diversas formas de contaminación, las cuales alteran el equilibrio físico y mental del ser humano. Debido a esto, la actual contaminación se convierte en un problema más crítico que en épocas pasadas.

La mayoría de los ciudadanos percibimos ese carácter global del problema de la contaminación; por eso nos referimos a ella como uno de los principales problemas del planeta. Pero conviene hacer un esfuerzo por concretar y abordar de una forma más precisa las distintas formas de contaminación y sus consecuencias. Es por eso que no voy a hablar solo de la contaminación que se produce sobre el planeta, sino que hablaré de un caso muy puntual de contaminación, como es la contaminación industrial. Todos nosotros sabemos que en la Provincia de Buenos Aires existen graves problemas por contaminación causada por los desechos industriales.

Existen una serie de industrias que necesitan una gran cantidad de agua para funcionar como las frigoríficas y las lácteas, entre otras. Como resultado de la manufacturación muchas aguas llevan consigo desechos de la propia fábrica, que deberían previamente ser tratados y depurados, de acuerdo a las normativas ambientales. No todas, lamentablemente, cumplen con estos requisitos, constituyendo una de las causas más graves de contaminación y deterioro de los cauces de agua y el medio.

Actualmente no existe información completa sobre los contaminantes que se vierten en los cursos de agua, el aire, o los suelos. Esto refleja un problema de contaminación secreta, a veces de dimensiones desconocidas.

La única información existente se refiere a unos pocos contaminantes y está en manos de organismos oficiales, que muchas veces no la quieren dar a conocer porque existen muchos funcionarios que suponen que la contaminación y el deterioro del hábitat son el precio inevitable del progreso. Por otro lado existen miles de personas que conviven con industrias que perjudican su salud, directa o indirectamente y no gozan de su derecho a conocer los tóxicos a los que están expuestos, para poder tomar medidas preventivas o hacer valer su derecho a un medio ambiente sano.
Publicar un comentario